Salta: Golpe de estado en el Concejo Deliberante

salta-festejo-resultado-elecciones-8Se pretende burlar la voluntad popular que dio la primera minoría, nueve concejales, al Partido Obrero. Una alianza del PJ, romeristas y PV, pretende imponer como presidente del Concejo a un politiquero tradicional de sus filas, que no ha recibido mandato del electorado. La población rechazó a esta trinidad de conspiradores, a pesar de los millonarios recursos que invirtieron y de la campaña inédita de mentiras contra el Partido Obrero. Ahora conspiran contra la voluntad popular e intentan dar una suerte de golpe de estado en el Concejo. Además quieren aprobar con los votos cautivos del viejo Concejo repudiado el domingo 10, un nuevo presupuesto que mantenga en pie el impuestazo de 2013. Como “cereza del postre”, pondrán a un “defensor del Pueblo” obsecuente de Isa, como Martín Avila, que se presentó a elecciones con poquísima suerte.

En el Concejo electo tenemos nueve concejales, un número que nadie pudo alcanzar en los últimos veinte años.
Queremos la presidencia del Concejo, porque corresponde con el mandato popular que votó a favor de una nueva agenda, contra el impuestazo, por la vivienda popular, la obra pública, el medio ambiente, el agua, etc. Pero también queremos empezar a revelar los números, abrir los libros, terminar con los cargos jerárquicos “a medida” en los que se gastan millones de pesos por año y con los gastos “reservados” de la presidencia.

Queremos una intendencia barata, no la dispendiosa de los punteros del capitalismo.

Con el apoyo popular podremos derrotar estas maniobras. El Partido Obrero plantea que:

  1. la obtención de la presidencia por parte del PO respeta el mandato popular. Queremos una nueva representación, una nueva agenda, una revisión integral de las cuentas del Concejo y acabar con la discrecionalidad financiera;
  2. el presupuesto 2014 debe ser tratado por el nuevo Concejo, que refleje mucho más nítidamente la voluntad popular, así como el rechazo al impuestazo y sus agentes. No hay normativa que lo impida. El apuro de Isa es para aprobarlo con sus viejos concejales;
  3. hay que derogar el impuestazo. El dinero ya abonado por el contribuyente en 2013 debe constituir un crédito imputable a futuros vencimientos. Los plazos para esta devolución variarán según los patrimonios de los contribuyentes. Es necesario un nuevo código impositivo, que grave menos a los que ganan menos, que exima a los dueños de una vivienda popular única y que sea progresivo para los especuladores inmobiliarios;
  4. el Partido Obrero planteará, por la vía de la convocatoria, a una constituyente municipal, la reforma de la Carta Orgánica, para modificar el régimen político municipal, previa discusión con los vecinos, a través de asambleas. Proponemos terminar con privilegios de los funcionarios, con la tercerización indiscriminada de las obras y servicios públicos, que instituya el derecho de revocatoria de mandatos y consagre el libre acceso a la información para todos los vecinos;
  5. en los próximos días, los concejales electos estaremos en asambleas barriales para recoger los reclamos prioritarios y promover una fuerte organización vecinal que respalde el cambio que estamos impulsando. Sumate a esta causa y movilizate con nosotros el 3 de diciembre al Concejo para hacer respetar la voluntad popular.